Noticias

El precio del alquiler en el máximo de los últimos once años

El precio del alquiler en el máximo de los últimos once años

15/01/2018

Todos aquellos que sean inquilinos o tengan un piso alquilado habrán podido comprobar cómo las rentas han sufrido de primera mano los avatares de la economía en los últimos años. El último informe elaborado por Fotocasa sobre La vivienda en alquiler en España en 2017 revela que los precios del arrendamiento se revalorizaron el pasado ejercicio una media del 8,9%, lo que constituye la subida más elevada de la serie histórica que elabora el portal, que arranca en 2007.

Entonces, hace 11 años, el mercado registraba un aumento del precio del alquiler del 3,3% anual. Sin embargo, estalló la crisis en 2008 y las rentas comenzaron a disminuir año tras año de forma significativa hasta que en 2014 el mercado comenzó a darse la vuelta. La mejora coincidió con el fin de la destrucción de empleo y la salida de España de la peor recesión de los últimos 70 años.

Así, con esta revalorización del 8,9%, las rentas de alquiler acumulan ya tres años seguidos de aumentos, si bien el estudio de Fotocasa desvela cómo en algunas localizaciones las subidas de los alquileres parecen estar agotándose.

¿Qué factores explican este repunte de precios? La primera causa es el aumento de la demanda de arrendamientos, ya que pese a la consolidación de la financiación hipotecaria y la recuperación económica, son muchos los hogares que siguen sin poder comprar una casa, en especial, los jóvenes.

Además, “el interés de los inversores por adquirir vivienda para ponerla en alquiler debido a las altas rentabilidades que ofrece este mercado en un contexto de bajos tipos de interés, así como el boom del alquiler turístico, también empujan los precios al alza”, explica la directora de Estudios de Fotocasa, Beatriz Toribio.

Cambio cultural

Distintas encuestas elaboradas por este portal inmobiliario y otras entidades demuestran también que se está produciendo un cambio de mentalidad de los españoles a favor del alquiler. “Ya solo dos de cada 10 españoles creen firmemente que arrendar supone perder el dinero y cuatro de cada 10 pronostican que cada vez se alquilará más y se comprará menos”, añade Toribio.

Quienes apuestan por ser inquilinos en lugar de propietario argumentan que el alquiler les proporciona más flexibilidad y libertad en un mundo excesivamente cambiante. Así, fruto de esa mayor demanda, el precio medio del alquiler en España cerró 2017 en 8,15 euros por metro cuadrado al mes, un valor equivalente a los precios registrados en 2010. El máximo se alcanzó en 2007 con 10,12 euros por metro cuadrado, por lo que las rentas actuales aún se encuentran un 19,5% por debajo de esa cota.

Tal y como destaca el informe, a diferencia de lo que ocurre con los precios de compraventa, en los que continúa habiendo gran dispersión entre las subidas y rebajas de precios de unos territorios y otros, en el mercado del arrendamiento las revalorizaciones están más generalizadas.

Pero si hay un aspecto sobre el que este informe de 2017 se diferencia de los dos anteriores que ya mostraron la recuperación de los precios, ese es el hecho de que la subida del alquiler comienza a agotarse en algunos enclaves.

Prueba de ello es que en diciembre pasado ya solo había una comunidad autónoma, Cataluña, que registraba alzas de las rentas de más del 10%, cuando doce meses antes formaban parte de ese o club además de Cataluña, Madrid y Baleares.

Gracias al análisis que incluye el estudio sobre los distritos de las dos grandes urbes, Madrid y Barcelona, Fotocasa ha detectado cómo 2017 cerró incluso con caídas interanuales en Ciutat Vella y l’Eixample, en el caso de Barcelona y en el Distrito Centro de Madrid.

Y es que los expertos coinciden en que el precio del alquiler es muy sensible a subidas desproporcionadas, sobre todo en un entorno como el actual en el que se está produciendo en paralelo un aumento de la oferta. De hecho, los portales inmobiliarios saben que en un momento dado una simple diferencia de 50 euros puede suponer que el piso no se alquile. Por ello, Toribio pronostica que aunque los alquileres se seguirán encareciendo este 2018, “lo harán a un menor ritmo”.

ASÍ SE COMPORTÓ EL MERCADO

Panorama autonómico. De las 17 comunidades, en 15 se produjo un incremento del precio del alquiler y solo Aragón (-1,7%) y Navarra (-0,3%) registraron abaratamientos. La mayor subida se localizó en Cataluña, con el 10,3%, seguida de Valencia (9,6%), Canarias (8,5%) y Madrid (6,3%).

Dispersión. Los alquileres de Cataluña son un 52,1% más caros que la media, los de Madrid, un 40,6% y los del País Vasco, un 31,2%. Por provincias, el alquiler se encareció desde un 21,6% en Castellón al 0,4% en Lugo. Las caídas oscilaron del -0,3% de Navarra al -5,2% de Álava.

OTRAS NOTICIAS
Diseño web :: ticmedia.es | Powered by :: nesic.es